Powered by Blogger | Dark Slined Mod 2.0 Blogger Template by Dandyna | Jack Book | Modificado por: A. Laguna | Resolución mínima de pantalla 1.152x864 px | © PARA LA LIBERTAD

EN EL 60 ANIVERSARIO DE LA DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

En el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos os traigo las palabras de Miguel Muga Madrid, Coordinador de el grupo local de Leganés (ciudad donde vivo) de Amnistía Internacional, nacido en Extremadura (Herrera del Duque -Badajoz-), vive en diversos pueblos de Ciudad Real y estudia bachillerato en los Padres Dominicos de Almagro, en el año 1973 se traslada a Madrid donde cursa estudios de Graduado Social en la Escuela Social de Madrid, posteriormente hace Derecho en la Universidad Complutense de Madrid donde se licencia en 1987, es abogado en ejercicio y miembro de diversas Ong's

Los derechos humanos, por encima de todo

  El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pocos años después del fin de la II Guerra Mundial, sus 30 artículos representaban una promesa de justicia, libertad e igualdad, como establecía claramente su primer artículo: “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Hoy, 60 años después, la Declaración es una promesa traicionada. En estas seis décadas se han alcanzado importantes avances legales, y logros concretos, como estrechar el cerco, e incluso sentar en el banquillo a responsables de crímenes atroces (Augusto Pinochet en Chile, Alberto Fujimori en Perú o Charles Taylor en Liberia). Más de 130 países han abolido la pena de muerte y el comercio internacional de armas está en camino de ser regulado.

Sin embargo, el último informe anual de Amnistía Internacional documentaba la ejecución de 1.254 personas en 24 países; la existencia de tortura en más de 81 y de presos de conciencia en 45. Además 854 millones de personas son prisioneras de la pobreza, la más grave violación de los derechos humanos en nuestro planeta.

Este aniversario debe servir para que los ciudadanos reivindiquemos que los derechos humanos deben estar por encima de todo. No pueden subordinarse a ningún interés político o económico. A lo largo de estos 60 años, la movilización ciudadana ha sido la herramienta crucial que ha permitido ir ganando espacios para hacer realidad esa promesa de dignidad, libertad e igualdad que es la Declaración Universal. Que los poderosos escuchen es tarea de todos y todas.

Miguel Muga Madrid

  1. Comment by anapedraza on 10 de diciembre de 2008, 12:24  

    Reconozco que es frustrante después de 60 años que pasando lo que pasa, pero por lo menos vamos avanzando.

    Un abrazo Alfonso.

    MIGUEL